Entorno-Actividades

Entorno Natural

Desde La Losa, a dos km. aguas abajo del río Júcar, llegamos al Centro Agroambiental “Los Nuevos”, donde podremos recorrer su ribera poblada de un amplio abanico de variedades de plantas autóctonas en una amplia zona dedicada a ellas, así como sus huertos ecológicos y también el Centro de Interpretación instalado en un viejo molino harinero convertido en central hidroeléctrica a principios del siglo XX. Esta central inició el suministro de electricidad allá por 1900 a esta bella y singular parte de La Mancha que conforma la Ribera del Júcar, recorrido del tramo 2 del sendero GR64.

Y para completar un maravilloso recreo vital, nos adentramos en la poco conocida hoz del Batanejo, hija menor de las del Júcar, pero todavía intacta e intransitada salvo desde el agua y compendio de toda la flora autóctona de esta zona y disfrute del singular y exclusivo microclima a 748 msnm.

A ello se puede añadir el paraje de Puente de Don Juan, donde se encuentra el espectacular Palacio de los Gosálvez, declarado monumento nacional.

Alrededores

• Alarcón:
La ciudad-fortaleza de Alarcón, en cuyo castillo residió durante mucho tiempo el Infante don Juan Manuel, pasando luego a ser la capital del marquesado de Villena. De su importancia pasada da idea el hecho de haber tenido cinco parroquias, cuatro de las cuales aún permanecen en pie. El paseo por las calles de Alarcón es estimulante: da la oportunidad de imaginar, casi al detalle, como era una villa medieval. En cuanto al castillo totalmente restaurado, es hoy un parador nacional de turismo.
• San Clemente:
Visitar San Clemente es hacer un viaje en el tiempo a los siglos XVI y XVII, a través de un patrimonio declarado de interés salpicado de múltiples casonas blasonadas con fachadas de mampostería, con una hermosa plaza mayor, un pósito renacentista para el grano, y el edificio del ayuntamiento del siglo XVI con un interesante archivo histórico local y varios conventos.

Alrededores

• Alarcón:

La ciudad-fortaleza de Alarcón, en cuyo castillo residió durante mucho tiempo el Infante don Juan Manuel, pasando luego a ser la capital del marquesado de Villena. De su importancia pasada da idea el hecho de haber tenido cinco parroquias, cuatro de las cuales aún permanecen en pie. El paseo por las calles de Alarcón es estimulante: da la oportunidad de imaginar, casi al detalle, como era una villa medieval. En cuanto al castillo totalmente restaurado, es hoy un parador nacional de turismo.

• San Clemente:

Visitar San Clemente es hacer un viaje en el tiempo a los siglos XVI y XVII, a través de un patrimonio declarado de interés salpicado de múltiples casonas blasonadas con fachadas de mampostería, con una hermosa plaza mayor, un pósito renacentista para el grano, y el edificio del ayuntamiento del siglo XVI con un interesante archivo histórico local y varios conventos.

Fiestas

Las fiestas patronales son el 15 de mayo, fiesta de San Isidro Labrador; el 25 de agosto San Ginés y el 12 de octubre día del Pilar.

El jueves lardero es una fiesta muy popular, declarada fiesta local y donde los vecinos aprovechan para salir al campo (no hay un lugar establecido) para vivir y disfrutar en convivencia de un buen día en medio de la naturaleza, si el tiempo acompaña; de lo contrario son muchas las casetas de campo existentes que se aprovechan si el clima es desapacible. Se trata del pistoletazo inicial del Carnaval, con mucha tradición y muy participativo, donde el Consistorio realiza un importante esfuerzo para que todo el municipio y comarca se acerque a esta localidad de La Mancha conquense.

Grandes son sus fiestas por la famosa tradición taurina. Grandes figuras del toreo nacional e internacional se han encontrado en la plaza portátil que se instala: Rivera Ordoñez, El Cordobés, Canales Rivera, la saga de los Domecq y un largo etc. No son menos interesantes los desfiles de carrozas en Carnaval y San Isidro, así como la degustación de aperitivos y tapas en los respectivos bares de la localidad.